CONVIÉRTETE EN UN EXPERTO

Si Vd. está interesado en entrar a formar parte de este nuevo proyecto, deberá realizar un ingreso por importe de 200 €, en la cuenta que “9A VGC Sociedad Cooperativa” tiene abierta a su nombre en la entidad BANCO SANTANDER indicando:


Beneficiario: 9A VGC Sociedad Cooperativa

NIF: F-87943239

Cód. IBAN C/c: ES02.0049.2427.5521.1459.2503

Concepto: Capital Social

Ordenante/Origen: Nombre y Apellidos del interesado

Enviar copia justificante de ingreso via email a la dirección:

residencialbibanez@grupophdi.es

El orden de los ingresos en extracto de la citada cuenta determinará el número de pre-socio, y en base a esté, se seguirá el orden de la elección de la vivienda.

Aquellas personas que, habiendo rellenado el ingreso, no pudiera o no quisiera elegir vivienda, dicho importe les será devuelto íntegramente

Lunes a viernes de 9:30h a 14:00h y de 16:30 h a 19:30 h

Sábado de 9:30h a 14:00h

Si prefieres otra hora, llámanos y nos adaptaremos a tu disponibilidad

  1. ¿QUÉ IMPLICA INSCRIBIRSE EN LA COOPERATIVA DE VIVIENDAS BLASCO IBÁÑEZ PREMIUM HOMES?

El régimen de cooperativa de viviendas funciona por orden de inscripción, es decir, hay un cupo de viviendas que coincide con el cupo de socios cooperativistas. Superado el cupo de socios cooperativistas ya no es posible que alguien pueda alcanzar esta condición, salvo que alguien decida retractarse, en cuyo caso, entraría a formar parte de la comunidad, por riguroso orden, el siguiente en la lista de espera.

Para ello es importante que te inscribas. La inscripción implica que:

  • Te conviertes en un potencial cooperativista.

  • Se te otorga un número de socio.

  • Tienen posibilidad de reservar provisionalmente la vivienda que escojas de entre las disponibles y respetando rigurosamente el orden de inscripción.

Para que puedas inscribirte, además de rellenar el formulario con tus datos de contacto, deberás ingresar una señal económica de inscripción de 200€ en la cuenta bancaria de Blasco Ibáñez Premium Home.

  1. ¿CUÁNDO SE ADQUIERE LA CONDICIÓN FIRME DE COOPERATIVISTA?

Una vez realizada la inscripción y abonada la señal, el inscrito accede a una segunda fase en la que firma el contrato de adjudicación, que es el que le concede la condición firme de cooperativista y la reserva definitiva de la vivienda escogida entre las disponibles. La firma del contrato de adjudicación debe ir acompañada del abono de la señal de adquisición de 2.500€.

  1. ¿QUÉ OCURRE CUANDO DOS INSCRITOS HAN ESCOGIDO LA MISMA VIVIVIENDA?

Esta cuantía entregada en la firma del contrato de adjudicación es la que determina, de manera definitiva, a quién se le adjudica la vivienda, siempre respetando, por riguroso orden, su abono e informando previamente, en su caso, al inscrito anterior de que hay un inscrito posterior interesado en su misma vivienda dispuesto a abonar de manera inmediata la señal del contrato de adjudicación. De esta manera, el inscrito anterior podrá actuar con preferencia sobre el inscrito posterior, en caso de que lo desee.

  1. SOY COOPERATIVISTA, ¿DÓNDE ESTÁ MI DINERO Y QUÉ GARANTÍAS TENGO?

El dinero del cooperativista se encuentra siempre salvaguardado.

La primera entrega económica correspondiente a la inscripción y reserva provisional de la vivienda se encuentra en una cuenta bancaria absolutamente disponible en el momento en el que la persona en cuestión decida renunciar a su número de socio y salirse del proyecto.

La segunda entrega económica correspondiente a la firma del contrato de adjudicación se encuentra en una cuenta ley.

Una cuenta ley es una cuenta indisponible, es decir, es una cuenta que las entidades financieras abren de manera específica para proyectos de promoción, y está asegurada por la entidad financiera la cual no permite uso alguno de la misma que no esté dirigido al proyecto.

Las cuantías económicas correspondientes al abono de las cantidades periódicas establecidas en el contrato de adjudicación irán también a la cuenta ley.

Además, se emite unos avales a los socios cooperativistas por parte de entidad financiera o por parte de entidad aseguradora que garantizan que, en caso de que no llegara a buen puerto el proyecto inmobiliario, se podrías ejecutar esos avales por parte del socio cooperativista procediendo a devolvérseles las cantidades entregadas.

La cuenta ley garantiza que el dinero está bloqueado hasta la obtención de licencia. En el momento en el que la licencia fuera concedida, esa cuenta ley se podría desbloquear, previa entrega de avales a los socios cooperativistas.

El dinero de los socios cooperativistas y de la entidad financiera, entendido como un préstamo promotor que establece un importe de disposiciones para el proyecto, está auditado por una figura que interponen las entidades financieras y que se denomina Project Monitor, cuya misión es controlar a la entidad gestora. Es decir, su función es auditar que cada uno de los pagos que se realiza con disposiciones bien de dinero de socios cooperativistas, bien de dinero del préstamo promotor, se destina a los costes del desarrollo de la cooperativa.

  1. ¿QUÉ ES UNA COOPERATIVA DE VIVIENDAS?

Una cooperativa de viviendas es una sociedad mercantil formada por socios cooperativistas que tiene como objetivo la adquisición de una vivienda en las condiciones óptimas, el mejor precio posible y el mejor plazo.

Fundamentalmente, son proyectos encaminados a la construcción de viviendas de primera residencia.

Una cooperativa de viviendas se puede llevar a cabo por diferentes vías.

  • Una serie de personas o colectivos tienen identificado una zona, e incluso una ubicación determinada que les permite conseguir lo que están buscando, es decir, el solar comporta las características deseadas. (Infrecuente y arriesgado)

  • Un gestor de promociones de cooperativas busca un suelo y desarrolla un proyecto, en base al cual, busca el colectivo interesado en la adquisición de las viviendas. (Frecuente y seguro).

Cuando hay un proyecto que puede ser presentado a los posibles interesados, se establece un orden en base a la figura del inscrito. El inscrito es una persona que pone una cantidad que, de alguna manera, implique su interés en el proyecto. Esta cantidad sirve para que esta persona decida cuál es la vivienda de las disponibles que se ajusta a sus necesidades. Posteriormente, se produce al momento de alta de socio en la cooperativa. En ese momento, se produce un ingreso superior en función del importe de la vivienda que le permite, una vez elegida su vivienda, acceder al contrato de adjudicación que establece las características de la vivienda, la vivienda concreta, la tipología, la memoria de calidades y los plazos de entrega.


  1. ¿CUÁL ES EL PRINCIPAL BENEFICIO DE COMPRAR EN COOPERATIVA?

El principal beneficio de comprar a través de una cooperativa es que supone un ahorro económico porque, cuando una persona adquiere una vivienda en cooperativa, desde el primer momento está implicado en el proyecto, y eso le permite a la gestora desarrollar un proyecto con recursos de los cooperativistas y despejar una duda comercial. Desde el primer día, prácticamente, el proyecto está vendido en porcentajes superiores al 80%. Esto permite que no haya que realizar la inversión de unas cantidades de dinero por parte de un tercero que exija una rentabilidad, y, esa rentabilidad, es la que se ahorra un cooperativista (oscila entre un 12% y un 20%, dependiendo del proyecto concreto).


  1. ¿CÓMO FUNCIONA UNA COOPERATIVA DE VIVIENDAS?

Una cooperativa de viviendas está organizada en base a un Consejo Rector que va a gobernarla, gestionarla y representarla a través de su presidente, siempre sin ir en contra de la Ley o de los Estatutos de la Sociedad y siguiendo las directrices fijadas por la Asamblea General.

La configuración básica del Consejo Rector ha de estar formada ineludiblemente por un presidente, un vicepresidente y un secretario, independientemente de la estructura fijada en los Estatutos Sociales que serán los que conformen la estructura del Consejo Rector.


  1. ¿QUÉ ES UN GESTOR DE COOPERATIVAS?

Un gestor de cooperativas es un equipo profesional debidamente testado que desarrolla el proyecto en base a su conocimiento, experiencia y contactos, propiciando, en el caso que se necesite financiación del proyecto, que haya entidades financieras dispuestas a otorgar esa financiación la cual, de cualquier otra forma, sería complicada.

El gestor de cooperativas lo que hace es propiciar una ubicación en base a la cual desarrolla unas tipologías de viviendas mediante un proyecto con una dirección facultativa debidamente contrastada, propicia la búsqueda de constructoras tanteando precios en el mercado y examinando su solvencia, y busca la entidad financiera encargada de llevar a cabo la financiación del proyecto.


  1. ¿QUIÉN PUEDE SER GESTOR DE COOPERATIVAS?

En un principio, cualquiera puede ser gestor de cooperativas. Sin embargo, cuando el proyecto necesita de la financiación de un tercero, ese tercero no quiere poner su dinero en manos de alguien que no sea un profesional. Un gestor es imprescindible en el desarrollo exitoso de un proyecto inmobiliario, al igual que el arquitecto sea un equipo con experiencia que sepa resolver los aspectos, no sólo de diseño y de obtención de licencias, sino también de gestión de la dirección de obra. Igualmente, es necesario que la constructora sea de sobrada solvencia porque se pueden producir distorsiones a la que deberá poder hacer frente.

Las entidades financieras saben que la garantía de que un proyecto de promoción inmobiliaria llegue a buen puerto es que ese proyecto esté confiado a una gestora profesional.


  1. ¿ES NECESARIO UN BANCO?

El banco es necesario en el 99,99% de los proyectos de desarrollo de cooperativa. No hay más que ir a los datos de adquisición de vivienda para ver que el grueso de la población compra vivienda mediante pago aplazado. Es muy complicado encontrar un proyecto inmobiliario en el que el total de las personas implicadas tenga el dinero para abonar el importe total de su vivienda.

Las entidades financieras lo que quieren fundamentalmente es que, cuando prestan dinero, se le devuelva. Por ello les interesa proyectos inmobiliarios que estén suficientemente consolidados, lo cual implica que cumplan con toda la normativa urbanística, que cuenten con su correspondiente licencia de edificación, que la constructora que va a tomar parte tenga solvencia reconocida y capacidad técnica, que la gestora sea de reconocido prestigio con miles de viviendas en su trayectoria y que sea capaz de resolver situaciones de crisis que se pueden producir.


  1. CUANTÍAS INICIALES DE INSCRIPCIÓN Y RESERVA DE VIVIENDA

La primera entrega económica que la persona realiza (en torno a 200€) es para acceder a su número de socio y pueda elegir vivienda por riguroso orden de inscripción. La persona que llega el número uno, tiene todo el proyecto para elegir; el que llega el número treinta, tiene treinta personas por delante que han elegido vivienda, por lo tanto, podrá elegir entre las viviendas restantes.

A partir de este momento, cuando una persona elige vivienda, pasa a una segunda fase en la que se firma un contrato de adjudicación y se procede al pago de una segunda cantidad económica que oscila entre 2.000€ y 5.000€, dependiendo del número de habitaciones y del precio de la vivienda. Esta cuantía entregada en la firma del contrato de adjudicación es la que determina, de manera definitiva, a quién se le adjudica la vivienda, siempre respetando, por riguroso orden, su abono e informando previamente al inscrito anterior de que hay un inscrito posterior interesado en su misma vivienda dispuesto a abonar de manera inmediata la señal del contrato de adjudicación. De esta manera, el inscrito anterior podrá actuar con preferencia sobre el inscrito posterior, en caso de que lo desee.

A partir de ese momento, el cooperativista deberá realizar unos pagos con la periodicidad establecida en el contrato.


  1. SOY COOPERATIVISTA, ¿DÓNDE ESTÁ MI DINERO Y QUÉ GARANTÍAS TENGO?

El dinero del cooperativista se encuentra siempre salvaguardado.

La primera entrega económica correspondiente a la inscripción y reserva provisional de la vivienda se encuentra en una cuenta bancaria absolutamente disponible en el momento en el que la persona en cuestión decida renunciar a su número de socio y salirse del proyecto.

La segunda entrega económica correspondiente a la firma del contrato de adjudicación se encuentra en una cuenta ley.

Una cuenta ley es una cuenta indisponible, es decir, es una cuenta que las entidades financieras abren de manera específica para proyectos de promoción, y está asegurada por la entidad financiera la cual no permite uso alguno de la misma que no esté dirigido al proyecto.

Las cuantías económicas correspondientes al abono de las cantidades periódicas establecidas en el contrato de adjudicación irán también a la cuenta ley.

Además, se emite unos avales a los socios cooperativistas por parte de entidad financiera o por parte de entidad aseguradora que garantizan que, en caso de que no llegara a buen puerto el proyecto inmobiliario, se podrías ejecutar esos avales por parte del socio cooperativista procediendo a devolvérseles las cantidades entregadas.

La cuenta ley garantiza que el dinero está bloqueado hasta la obtención de licencia. En el momento en el que la licencia fuera concedida, esa cuenta ley se podría desbloquear, previa entrega de avales a los socios cooperativistas.

El dinero de los socios cooperativistas y de la entidad financiera, entendido como un préstamo promotor que establece un importe de disposiciones para el proyecto, está auditado por una figura que interponen las entidades financieras y que se denomina Project Monitor, cuya misión es controlar a la entidad gestora. Es decir, su función es auditar que cada uno de los pagos que se realiza con disposiciones bien de dinero de socios cooperativistas, bien de dinero del préstamo promotor, se destina a los costes del desarrollo de la cooperativa.


  1. ¿QUÉ ES LA MEMORIA DE CALIDADES?

La memoria de calidades es un documento que establece cuáles son las calidades que se van a incluir en el proyecto. Desde calidades de terminados de grifería, fontanería, solados, alicatados, carpintería, etcétera, hasta una descripción del tipo de climatización que lleva la vivienda, su cimentación, el tipo de fachada, etcétera.

La memoria de calidades es fiel a lo establecido en el contrato de adjudicación, el cual debe ser respetado en todo momento. Si hay modificaciones, siempre tienen que ser técnicamente superiores a la descripción técnica que tiene el proyecto.


  1. ¿SE PUEDE HACER MODIFICACIONES EN LA VIVIENDA?

Otro de los beneficios de adquirir una vivienda a través de una cooperativa de vivienda es que el socio cooperativista tiene la posibilidad, previa al inicio de la ejecución del proyecto, de personalizar su vivienda en determinados aspectos, sin olvidar que se trata de un proyecto colectivo y que la personalización no es infinita. Es decir, en un proyecto de cooperativa de viviendas se puede acceder a unos cambios de tabiquerías, a un cambio de puertas, a una implementación del electrificado, pero, evidentemente, es muy complicado en un proyecto de determinadas dimensiones mover un baño o una zona húmeda a otra zona opuesta de la vivienda en la que va un salón, debido a las bajantes o los saneamientos que hacen difícil estos cambios.

Otras posibles personalizaciones hacen referencia a personalizar la cocina, alicatados, solados o pinturas.

Sólo una gestora experta en realizar esos seguimientos es capaz de ofrecer esas alternativas porque es algo que tiene su complejidad en la gestión.


  1. ¿SE PUEDE DESPEDIR A LA ENTIDAD GESTORA?

En una cooperativa se puede recomendar la sustitución de la entidad gestora, pero es algo nada recomendable. En todos los proyectos de desarrollo de promociones se producen momentos críticos, pero eso no significa que la entidad gestora sea la culpable. Cuando se producen esos momentos críticos, precisamente la entidad gestora es la más capacitada para solventarlos de la mejor manera. Los contratos establecen una sustitución, pero las entidades financieras, cuando dan su confianza a una entidad gestora, es porque saben que, en caso de que se produzcan esos momentos críticos, va a ser capaz de solventarlos y no van a afectar al grueso del proyecto.

El populismo en estos temas no suele funcionar. La entidad gestora debe tener siempre en cuenta que no es el proyecto de una sola persona, sino que es un proyecto colectivo.


  1. ¿CUÁL ES LA EXPERIENCIA DE LA GESTORA PHOENIX?

En Phoenix cabe destacar que, durante los años en los que la crisis del sector ha sido muy profunda, se ha seguido desarrollando proyectos para colectivos, muchos de los cuales tenían muy difícil comprar una vivienda durante la burbuja inmobiliaria porque los precios eran muy elevados.

El equipo de Phoenix está muy satisfecho de esta labor desarrollada y, la mayoría de los socios cooperativistas, han quedado como amigos, e introducen a Phoenix a sus amistades cercanas que, tras ver su vivienda, se han puesto en contacto con la gestora para informarse sobre otros proyectos en marcha.

Muchos de esos socios cooperativistas no hubieran podido adquirir su vivienda por ese precio y esas características en otro momento, y en numerosas ocasiones han transmitido su agradecimiento a Phoenix.

La adquisición de una vivienda tiene un componente emocional enorme y el grueso de los socios que han integrado alguno de los proyectos desarrollados por Phoenix están muy contentos con la elección y con la adquisición de sus viviendas.